Siemens: líder en materia de tecnología y sustentabilidad

Por David Luna Espinosa, Ingeniería en Desarrollo Sustentable

Siemens es una empresa líder en el mercado mundial de la tecnología, estando presente en más de 190 países alrededor del mundo. Siemens se ha enfocado en crear un portafolio de actividades en favor del medio ambiente, lo cual se refleja en sus esfuerzos en materia de transmisión y distribución de energía, eficiencia energética, energías renovables, agua, salud, entre otras áreas de gran impacto ambiental.

Sin lugar a dudas, una de las principales virtudes de Siemens es haber adaptado sus operaciones a su Portafolio Ambiental. Como prueba, en 2011 las actividades exclusivas de este portafolio generaron el 41% de sus ganancias totales, al tiempo que aseguraron que sus clientes tuvieran una reducción de emisiones de 317 millones de toneladas métricas de dióxido de carbono (lo que equivaldría al 1% de las emisiones mundiales por consumo de energía).

Al ser una empresa dedicada al desarrollo tecnológico, Siemens tiene una gran área de oportunidad para realizar acciones que favorezcan un desarrollo sustentable. Como ejemplo, está su iniciativa “The Crystal”, un complejo modelo de una ciudad sustentable establecido en el este de Londres, que abrirá sus puertas en septiembre del presente año y que será un hito en el concepto de urbanización sustentable. “The Crystal” será una combinación entre innovación arquitectónica y sustentable, donde se plasmarán muchos de los esfuerzos actuales de la empresa para reducir su huella de carbono. “The Crystal” exhibirá en sus instalaciones los últimos avances en materia de agua, transporte, diseño urbano, energía, construcciones sustentables, etc. También contará con las certificaciones BREEAM y LEED, que lo acreditarán como una construcción verde.

En cuanto a energías renovables, Siemens cuenta con más de 9 mil turbinas eólicas en tierra firme, además de 500 en mar abierto y numerosas plantas de generación eléctrica que funcionan a partir de la biomasa. En la generación de energía a partir del aprovechamiento solar, Siemens es líder en innovación, utilizando el aprovechamiento directo de la energía solar con sistemas CSP (Concentrated Solar Power) como con celdas fotovoltaicas. Sin embargo, el mayor logro de Siemens en la generación energética por aprovechamiento solar se encuentra en sus inversores fotovoltaicos, que transforman la corriente directa obtenida de las celdas fotovoltaicas a corriente alterna para su aprovechamiento tanto doméstico como industrial. Cuentan con un portafolio entero de inversores denominados “SINVERT PV”, que garantizan máximo aprovechamiento de la energía recolectada, alcanzando niveles de hasta 98% de eficiencia. Si bien es cierto que los combustibles fósiles siguen dominando la generación energética en el mundo, pocas empresas además de Siemens se han preocupado tanto por garantizar máxima eficiencia en el uso de los recursos y en buscar una reducción importante en la huella de carbono.

Siemens se ha esforzado por instalar tecnología de punta en sus plantas termoeléctricas, con lo que ha conseguido una eficiencia de generación de 47% hasta el momento. Esta cifrase espera alcance el 50% para el año 2020. Por medio de la tecnología “POSTCAP” (que captura las emisiones de dióxido de carbono justo al momento de generarlas), Siemens se posiciona como líder en procesos de reducción de emisiones. Además, SIEMENS implementa tecnología de ciclos combinados en las plantas termoeléctricas para que sus turbinas generen electricidad a partir de vapor y gas, duplicando la energía generada por una planta de ciclo simple.

Como se puede ver, Siemens es una empresa no solamente líder en el desarrollo tecnológico, sino también en la innovación de procesos y conceptos que aseguran un patrón de sustentabilidad con el fin de garantizar el menor impacto posible en el presente y la disponibilidad de recursos en el futuro. Siemens es una empresa que ha sabido adaptarse a las necesidades del presente manteniendo una base de modelo de negocios verdes. Esto lo ha hecho buscando áreas de oportunidad rentables, asegurando eficiencia y bajo impacto ambiental en sus actividades industriales como parte de su política de responsabilidad ambiental.

Siemens es patrocinador de la Cumbre de Negocios Verdes, iniciativa del Tecnológico de Monterrey y del Instituto Global para la Sostenibilidad (IGS) que promueve una cultura emprendedora sostenible. Te invitamos a asistir este 19, 20 y 21 de Septiembre del 2012 en el Tecnológico de Monterrey, Campus Ciudad de México. Conoce más de ésta y otras empresas que promueven una Economía Verde. La inscripción es gratuita, regístrate en:

http://negociosverdes.org.mx/es/component/content/article/100

El reciclaje tecnológico en México

Por Daniel López Velarde

Hace un par de semanas, hablábamos sobre el reciclaje del PET y del material publicitario utilizado por los partidos políticos en las presentes elecciones y de la importancia de que estos partidos asuman la responsabilidad social para retirar y darles un procesamiento adecuado a sus respectivos pendones y mantas.

En esta ocasión, hablaremos sobre otro tipo de reciclaje en el cual como sociedad, no deberíamos de ver más involucrados debido a la gran cantidad de residuos electrónicos que generamos por el constante reemplazo de tecnología que  el ser humano realiza últimamente. La disposición adecuada y el reciclaje del desperdicio electrónico es una realidad que ya estamos viviendo en el país.

De acuerdo con datos de la Fundación mexicana para el Reciclaje Tecnológico en favor de la Educación o Fundación RET, México es el país que más aparatos electrónicos consume y genera en toda América Latina, desechando más de 300,000 toneladas por año.

El problema es que gran parte de los componentes de estos aparatos electrónicos contienen sustancias tóxicas para el medio ambiente; no obstante, contienen partes que pueden ser comercializadas como refacciones e incluso algunos equipos que se conserven en buen estado, después de un adecuado mantenimiento, pueden revenderse sin problema.

La revista CNN Expansión señala que esto es un gran negocio, ya que en el oriente del Distrito Federal existen comerciantes que venden desperdicio electrónico y en el centro de la capital computadoras, celulares y televisiones son reparados para su venta, siendo ya más de 1,000 los locales dedicados a este giro.  Incluso  la misma Fundación RET tiene por objetivo el aprovechamiento de los residuos electrónicos para brindar herramientas tecnológicas para mejorar la educación a personas de contexto marginado.

Por su parte, el gobierno mexicano en apoyo a una mejora en la gestión de los residuos sólidos, lanzo desde el 2003, la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos (LGPGIR) con  el objetivo de garantizar el derecho de toda persona al medio ambiente adecuado y propiciar el desarrollo sostenible a través de la prevención de la generación, la valorización y la gestión integral de los residuos peligrosos, de los residuos sólidos urbanos y de manejo especial.

En apoyo a esta ley y debido al aumento en la generación de residuos electrónicos, el Instituto Nacional de Ecología realizó un Diagnóstico sobre Desechos Electrónicos en México, donde llevo a cabo un proyecto para evaluar el ciclo de vida y la estimación de impactos ambientales de este tipo de residuos en México, esto con el fin de proporcionar a las autoridades información adecuada para diseñar las políticas y mejorar las acciones para disponer correctamente de este tipo de desechos.

Un claro ejemplo de estas acciones, es el gobierno del Distrito Federal  que en el 2007 lanzo el Programa Manejo Responsable de Pilas, en el cual se fomenta el manejo responsable de residuos sólidos. Este programa cuenta con 250 columnas con un contenedor para que los capitalinos depositen momentáneamente las pilas para después recuperarlos y disponer adecuadamente de ellas.

Como nos podemos percatar, desde hace algunos años ya existen acciones para desechar adecuadamente nuestros residuos tecnológicos y el gobierno mexicano está realizando la labor de promover políticas públicas adecuadas. Por su parte, otros sectores de la sociedad también llevan labores que permiten tener un reuso de nuestros aparatos electrónicos y pilas para que puedan ser utilizados por otras personas. Sólo falta nuestro compromiso social, el aportar nuestro granito de arena para promover la sustentabilidad del medio ambiente y disponer adecuadamente de estos desechos que contienen sustancias peligrosas; opciones hay muchas, sólo es cuestión de informarnos.