AkzoNobel: soluciones para el mañana

Por Doris Moreno Maldonado, Ingeniería en Biotecnología, ITESM CCM.

“Conocer las necesidades del presente sin comprometer la habilidad de las generaciones futuras para conocer sus necesidades” (Gro Harlem Brundtland, 1987)

AkzoNobel es una compañía global líder en pinturas decorativas e industriales, siendo el mayor fabricante de especialidades químicas a nivel mundial. Se trata de una marca con presencia en más de 80 países y que tiene cerca de 55,000 empleados alrededor del mundo. Bajo el slogan “Tomorrow’s Answers Today”, AkzoNobel desarrolla productos innovadores con el objetivo de desarrollar respuestas sostenibles para sus clientes. La filosofía de esta empresa es pensar en el futuro, pero actuar en el presente.

De acuerdo con el Índice Dow Jones de la Sostenibilidad (DJSI), desde septiembre de 2005 AkzoNobel es una de las compañías líderes en materia de sostenibilidad. El DJSI es global y evalúa el rendimiento sobre sostenibilidad de las empresas líderes, basándose en el desempeño ambiental, social y económico.

Para incorporar la sostenibilidad en de su cadena productiva, AkzoNobel actúa en los siguientes campos:

  • Uso eficiente de materiales: incluye tanto las materias primas como los residuos producidos que requieren de una gestión adecuada.
  • Clima y energía: mediante el control, estudio y medición de las emisiones de dióxido de carbono de la compañía.
  • Agua: soluciones que contribuyan a la reducción de los suministros de agua dulce en regiones que sufran de escasez.
  • Tierra: limpieza de todas las fuentes históricas de contaminación para generar sitios seguros que puedan utilizarse en el futuro.
  • Aire: mejora de su calidad mediante la reducción y el control de emisiones causadas por los procesos de fabricación industrial.

La manufactura de productos ‘verdes’ es también parte fundamental de su trabajo a favor de la sostenibilidad. Un claro ejemplo es la Manufactura Sostenible que está en Bahia, Brasil, donde se fabrican productos como el BLANQUEADOR LIBRE DE CLOROTM. Existe también una constante innovación en la gama de pinturas. Uno de sus productos que destacan es el ‘UV-CLEAR COAT TM’, un recubrimiento utilizado para pintar autos que, por su composición, seca en solo 6 minutos. También existe el ‘INTERSLEEK 900 TM’, que  reduce el uso de combustible para su fabricación en un 6%.

Entre los biopolímeros que son considerados soluciones sostenibles para su uso en geles, mousses y otros productos para el cabello están:

  • BIOSTYLE TM CGP: da brillo a los geles del cabello.
  • AMAZE TM XT: proporciona resistencia a la humedad al cabello y está formado de un único ingrediente 100% renovable.
  • STRUCTURE STYLE: da sostén, textura y suavidad a un costo realmente bajo.

AkzoNobel tiene una amplia visión a futuro, incorporando en su estrategia corporativa tanto el desarrollo ambiental como el económico y social. Su lema “Tomorrow’s Answers Today” incluye aspectos como incorporar la sostenibilidad en todos los aspectos de la cadena de valores y desarrollar productos que mejoren el uso de los recursos naturales. Parafraseando al Informe Brundtland[1], AkzoNobel actúa con la conciencia de lo importante que es conocer las necesidades del presente sin comprometer la habilidad de las generaciones futuras.

AkzoNobel es patrocinador de la Cumbre de Negocios Verdes, iniciativa del Tecnológico de Monterrey y del Instituto Global para la Sostenibilidad (IGS), que promueve una cultura emprendedora sostenible. Te invitamos a asistir este 19, 20 y 21 de Septiembre del 2012 en el Tecnológico de Monterrey, Campus Ciudad de México. Conoce más de ésta y otras empresas que promueven una Economía Verde. La inscripción es gratuita, regístrate en:

http://negociosverdes.org.mx/es/component/content/article/100


[1] Informe Our Common Future: Brundtland Report (en inglés). 20 Marzo 1987. ONU

Anuncios

Las Páginas Verdes: una forma de comercio verde en México

Por Rodrigo Maldonado, Licenciatura en Administración de Empresas, ITESM CCM

De acuerdo a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), el  “[c]recimiento verde significa fomentar el crecimiento y el desarrollo económico, y al tiempo asegurar que los bienes naturales continúan proporcionando los recursos y los servicios ambientales de los cuales depende nuestro bienestar”[1]. Partiendo de esta definición, podemos decir que el comercio verde es aquél que se ocupa de la oferta y demanda de productos y servicios que fomenten la protección de los recursos naturales.

En la última década, las empresas han comenzado a ofrecer productos ecológicos o “verdes” para atender una demanda cada vez mas preocupada por el problema medioambiental. Las grandes empresas no son las únicas que han entrado a este nuevo mercado. De hecho, son las pequeñas empresas y los negocios de individuos realmente preocupados por el cuidado ambiental los que han fomentado el crecimiento de esta nueva forma de percibir el comercio.

¿Cómo se ha desarrollado este mercado en México? Ciertamente, existe un mercado verde en nuestro país. Sin embargo, éste no cuenta con la suficiente difusión, ya que está compuesto en su mayoría por pequeñas empresas que no tienen presupuesto para invertir en publicidad. La poca difusión y los altos costos de propaganda y publicidad son los principales obstáculos de cualquier micro, pequeña o mediana empresa que opera en nuestro mercado. En particular, éste es un obstáculo para aquellas empresas que están incursionando en el mercado verde. Estos problemas afectan tanto a clientes como a productores, ya que no existen canales de comunicación conocidos para fomentar un mercado en el que los clientes tengan acceso a productos verdes.

Para tratar de resarcir esta situación, existe un portal de internet llamado Las Páginas Verdes (http://www.laspaginasverdes.com/), el cuál tiene como objetivo generar el comercio ecológico en nuestro país. Este sitio funciona como una sección amarilla de temas ecológicos y sustentables. El directorio de empresas verdes tiene un total de 2586 empresas que operan en distintas industrias. El portal se encuentra dividido por categorías, donde se encuentran empresas y organizaciones que ofertan: productos, cursos, promociones, centros de acopio e información sobre financiamiento. De esta forma, se busca crear una red ciudadana para fomentar y enriquecer el comercio sustentable para el beneficio de la sociedad y del medio ambiente. Para tener una idea más clara del tamaño de la demanda de productos verdes, cabe resaltar que el 10 y 11 de marzo del presente año asistieron más de 60,000 mil personas al EcoFest 2012 (uno de los festivales verdes más importantes de México).

Es evidente que todos los temas relacionados con el desarrollo sustentable, en especial el comercio verde, irán tomando cada vez mayor relevancia. Por ahora sabemos que mas de 2,500 negocios ya están fomentando el crecimiento del comercio verde en nuestro país. El comercio verde ofrece una alternativa de consumo menos agresiva para el medio ambiente que el comercio tradicional. En este sentido, es necesario que sociedad, gobierno y empresarios trabajen juntos para alcanzar la consolidación de esta alternativa. Está en nosotros preocuparnos y ocuparnos por el medio ambiente. ¡Pasa la voz y comienza a informarte sobre productos verdes!

Las Páginas Verdes difunden la Cumbre de Negocios Verdes, iniciativa del Tecnológico de Monterrey y del Instituto Global para la Sostenibilidad (IGS) que promueve una cultura emprendedora sostenible. Te invitamos a asistir este 19, 20 y 21 de Septiembre del 2012 en el Tecnológico de Monterrey, Campus Ciudad de México. Conoce más de ésta y otras empresas que promueven una Economía Verde. La inscripción es gratuita, regístrate en:

http://negociosverdes.org.mx/es/component/content/article/100

Financiamiento de la transición a una Economía Verde

Por Irais Vázquez

La transición hacia una economía verde resulta un proceso complejo y costoso. Sin embargo, es posible lograrlo con el apoyo de políticas públicas integrales y mecanismos innovadores de financiamiento. La combinación de variables clave como el rápido crecimiento de los mercados de capital, la creciente tendencia de estos mercados hacia lo ambiental, la evolución de instrumentos financieros en los mercados emergentes, el progreso de las  finanzas de carbono, así como la consideración de los riesgos ambientales y sus costos financieros, están abriendo espacios para lograr un financiamiento enfocado a la transformación mundial hacia una Economía Verde. 1

El ámbito de las finanzas verdes incluye a empresas, fondos de inversión orientados a principios ambientales y mercados financieros como el Dow Jones Sustentability Index, o el  IPC Sostenible de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV). Al igual que en cualquier mercado financiero, el objetivo primordial de estos es minimizar el riesgo y maximizar el valor par los inversionistas.

La importancia de las políticas públicas y política internacional para el financiamiento de la transición

La Iniciativa Financiera del PNUMA (UNEP FI) establece lo siguiente:

A pesar de que la mayor parte de las inversiones necesarias para la transformación a una Economía Verde se obtendrá del sector privado, las políticas estatales también tendrán un papel fundamental en la corrección de las distorsiones provocadas por los subsidios perjudiciales y los costos externalizados. La inversión publica, por su parte, será necesaria para iniciar una transición efectiva hacia una Economía Verde.2

El papel de los bancos y fondos de inversión

La actividad bancaria y las finanzas verdes pueden concurrir en proyectos relacionados con el mercado ambiental a través de inversiones directas y el otorgamiento de créditos. Por ello, los bancos deben asumir una creciente conciencia del riesgo ambiental de sus clientes, en virtud de que éste puede ser factor de insolvencia.

La oferta de servicios y productos financieros también incluye a los fondos con orientación ambiental y distintas opciones de inversión ecológica o verde. Estos fondos atienden la demanda de inversionistas que  suman a sus criterios de elección la responsabilidad social y la sostenibilidad. La clave para satisfacer adecuadamente la demanda se encuentra en cómo determinar la elegibilidad, transparencia y confiabilidad ambiental en los instrumentos de inversión.3

En resumen, el estudio “Finance supporting the transition to a global green economy“ del PNUMA destaca  cinco puntos esenciales para lograr el financiamiento de la transición hacia una Economía Verde:

  1. La transformación global de la Economía Verde requiere importantes montos de recursos financieros.
  2. La inversión financiera, banca, fondos de inversión y seguros son los principales canales de financiación privada para una Economía Verde.
  3. Los avances en la divulgación y los informes de sostenibilidad de las entidades financieras están aumentando la transparencia de información, impulsando el cambio hacia una Economía Verde.
  4. El papel del sector público es indispensable para liberar el flujo del financiamiento privado hacia una Economía Verde.
  5. Las finanzas públicas son importantes para desencadenar una transformación económica verde, a pesar de que los recursos públicos son significativamente más pequeños que los recursos privados.

Para conocer más sobre el tema, los invitamos a participar en la Cumbre de Negocios Verdes, la cual tendrá como uno de ejes principales los Instrumentos de Mercado y Regulaciones para la Transición a una Economía Verde. La Cumbre de Negocios Verdes es unainiciativa del Tecnológico de Monterrey y del Instituto Global para la Sostenibilidad (IGS), que promueve una cultura emprendedora sostenible. Te invitamos a asistir este 19, 20 y 21 de Septiembre del 2012 en el Tecnológico de Monterrey, Campus Ciudad de México. La inscripción es gratuita, regístrate en:

http://negociosverdes.org.mx/es/component/content/article/100

——–

1 UNEP (2011). Finance supporting the transition to a global green economy. Recuperado de: http://www.unep.org/greeneconomy/Portals/88/documents/ger/15.0_Finance.pdf

2 UNEP FI(2010). Recuperado de: http://www.unepfi.org/

3Oulton Will (2009), Investment opportunities for a low carbon world, Global Market Briefings Publishing, United States of America.

Grupo Bimbo: caso de éxito de una empresa sostenible

Por Abraham Cobos Ramírez, ITESM CCM, Ingeniería en Desarrollo Sostenible (3er. semestre)

Todos los mexicanos estamos acostumbrados a vivir en un país donde Grupo Bimbo es parte de nuestra vida cotidiana. Todos conocemos sus productos, desde su pan blanco, pasando por su Negrito Bimbo, hasta llegar a su ícono: el Osito Bimbo. Sin embargo, Grupo Bimbo no sólo es una empresa que produce el pan que llega a nuestra mesa cada día, también es una empresa que responde a los problemas de nuestro país por medio de políticas de responsabilidad social corporativa. En este sentido, son cada vez más importantes los avances en materia de desarrollo sustentable y protección al medio ambiente que Grupo Bimbo ha hecho.

Grupo Bimbo se fundó en 1945, desde ese entonces ésta ha sido una empresa innovadora en materia medioambiental. En 1991 formalizó su política en materia ambiental y de ahorro de energía con la instrumentación de la Administración Ambiental. Más tarde, en 2002, implementó el Sistema Integrado de Gestión Ambiental para todas sus plantas. En 2007 Grupo Bimbo lanzó su programa “Comprometidos con el Medio Ambiente”, a través del cual logró reducir su consumo de energía, agua, residuos y emisiones de gases de efecto invernadero. En 2011, este programa evolucionó para tomar en cuenta toda la cadena de valor con el proyecto “Reducción de Huella Ambiental”. En los últimos años, Bimbo, ha emprendido acciones para hacer sus productos más sustentables. Para ello, ha tomado acciones en cuanto al ahorro de agua, ahorro de energía, gestión de residuos sólidos, y la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.

En cuanto al ahorro de agua, en 2010Grupo Bimbo logró utilizar el 70% de agua tratada en actividades como riego y lavado de vehículos. También ha empezado a recuperar agua de lluvia con instalación de pozos de absorción para filtrar agua pluvial y restablecer mantos acuíferos. Estas acciones están basadas en un plan de monitoreo, reducción y control para ubicar los puntos en los cuales se usa la mayor cantidad de agua. Grupo BIMBO logró reducir en 229,400 metros cúbicos el consumo de agua potable en 2010.

En materia de ahorro energético, Grupo Bimbo busca optimizar sus procesos de producción, haciéndolos más eficientes, económicos y sustentables. Una acción clave es el calentamiento de agua con paneles solares para disminuir el consumo de gas en sus plantas. Por medio de éstas y otras acciones, Grupo Bimbo logró reducir sus indicadores de energía utilizada por tonelada de producción. Una de las acciones más importantes en cuestión energética fue la construcción del Parque Eólico “Piedra Larga”, ubicando a Grupo Bimbo como la primera empresa que hace un viraje mayor hacia las energías renovables en la industria de alimentos.

Grupo Bimbo detectó que el 48% de sus emisiones de gases de efecto invernadero provienen de transportes y vehículos, mientras que el 52% se generan durante la manufactura de sus productos. Para reducir las emisiones globales de la empresa, se renovaron 2,672 vehículos con el objetivo de lograr una mayor eficiencia en el uso de combustibles. Grupo Bimbo también cuenta con flotillas de vehículos con tecnología híbrida y eléctrica. Con estas acciones Grupo Bimbo dejó de emitir más de 7,200 toneladas de CO2, recibiendo el reconocimiento de “Transporte Limpio” que otorga la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

Para la reducción de residuos sólidos, se adoptaron prácticas de separación, reducción, clasificación y reciclaje. Con estas prácticas Grupo Bimbo logró  disminuir en 2010 el 14% de los residuos generados por unidad de producción y reciclar (un poco más de 32,000 toneladas de residuos). Así, Grupo Bimbo logró reciclar más del 80% del total de los residuos generados.

En 2002 Grupo Bimbo fundó Reforestemos México, asociación que se encarga de conservar y recuperar las selvas y los bosques del país. También desarrolló la“Calculadora Mexicana de Carbono”, con el objetivo de concientizar a la población sobre las emisiones que un mexicano promedio genera.

Como es posible observar, Grupo Bimbo es una empresa pionera en el desarrollo sustentable en México, llevando de la mano el cuidado del medio ambiente con sus prácticas empresariales. Grupo Bimbo es un ejemplo de cómo una empresa puede hacer una transición sustentable de sus procesos y ser una empresa exitosa en todos los sentidos. Grupo Bimbo es el ejemplo claro de cómo una empresa transnacional de origen mexicano puede llegar a ser muy productiva y al mismo tiempo ser una empresa socialmente responsable sustentable.

Grupo Bimbo es patrocinador de la Cumbre de Negocios Verdes, iniciativa del Tecnológico de Monterrey y del Instituto Global para la Sostenibilidad (IGS) que promueve una cultura emprendedora sostenible. Te invitamos a asistir este 19, 20 y 21 de Septiembre del 2012 en el Tecnológico de Monterrey, Campus Ciudad de México. Conoce más de ésta y otras empresas que promueven una Economía Verde. La inscripción es gratuita, regístrate en:

http://negociosverdes.org.mx/es/component/content/article/100

Economía verde y energía

Por Anna Heldorf

Como ya habíamos platicado en este blog, el concepto de economía verde surgió a partir de la necesidad de reconciliar dos imperativos: el imperativo de enfrentarse colectivamente a los crecientes problemas del medio ambiente, y por el otro lado, el imperativo (y lo que muchos países en vías de desarrollo consideran un derecho y una necesidad) de desarrollo económico continuo.

El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente explica que “el enverdecimiento de las economías no es generalmente un lastre para el crecimiento, sino más bien un nuevo motor de crecimiento; es un generador neto de empleos decentes, y también es una estrategia fundamental para la eliminación de la pobreza persistente”.[1]

Pero ¿cómo entra la energía en este esquema? Como hemos mencionado, el concepto de una economía verde implica tres elementos claves: una economía baja en carbono, un uso eficiente de los recursos y un modelo socialmente inclusivo. La energía, de hecho, forma parte integral de una economía verde, cruzando todos estos ejes.

Quizá la relación entre energía y una economía baja en carbono es la más clara. La nueva generación de energías renovables, limpias, y alternativas, es frecuentemente percibida como la gran solución para mitigar las crisis, económica y de recursos, que enfrentamos. Entre las tecnologías de energía solar, eólica, hídrica, biomasa, biodiesel, etanol, etc., ya existe el conocimiento y la tecnología suficiente para generar las reducciones en emisiones de gases efecto invernadero (GEI) necesarias para acercarnos a las metas establecidas en los varios acuerdos internacionales (especialmente bajo el marco de la Conferencia Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático), regionales y nacionales.

También, la eficiencia energética ha recibido creciente atención como una táctica importante para la reducción de emisiones de GEI. Al igual que el uso de energías renovables, la eficiencia en el uso de los recursos energéticos implica una disminución de otros impactos ambientales muy graves, como daños a los ecosistemas causados por aguas residuales y otros residuos industriales, los riesgos involucrados en las medidas de inspección y perforación en busca de petróleo que son cada vez más peligrosas, etc.

Quizá el elemento de inclusión social parece el menos relacionado con el tema de energía, pero en realidad la energía juega un papel importantísimo en el desarrollo humano. El acceso a formas modernas de energía es uno de los fundamentos del desarrollo humano, social y económico. En reconocimiento a la importancia de la energía para el desarrollo de las personas, las Naciones Unidas declararon el 2012 como el Año Internacional de la Energía Sostenible para Todos y lo ven como una “oportunidad para profundizar la toma de conciencia sobre la importancia de incrementar el acceso sostenible a la energía, la eficiencia energética y la energía renovable en el ámbito local, nacional, regional e internacional”.[2]

Para Naciones Unidas la falta de acceso a energía constituye un obstáculo importante para el logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, para reducir la pobreza, mejorar la salud de mujeres y niños, o la ampliación del alcance de la educación.

Varios países comienzan a tomar conciencia de estos retos. Por ejemplo, el programa del gobierno federal de Brasil “Luz para todos” ha proporcionado electricidad a millones de viviendas en áreas aislados, primariamente en la Amazona por media de celdas fotovoltaicas individuales. Este acceso al servicio de electricidad permite una mejor integración de comunidades aisladas, mejores estándares de vida y contribuye a prevenir la exclusión social (Giannini Pereira et al, 2011).

El gobierno mexicano, por su parte, ha tomado pasos importantes para promover el desarrollo de energías renovables y limpias en México, a través de la apertura de la producción de energía al sector privado para algunos fines (incluyendo auto-abastecimiento, co-generación, producción a pequeña escala, exportación etc.). Igualmente, se han implementado esquemas en materia de eficiencia energética, a través de la Secretaría de Energía y su Comisión Nacional para el Uso Eficiente de la Energía. Por ejemplo el programa “Luz Sustentable permite a los ciudadanos intercambiar sus focos incandescentes por lámparas ahorradoras de energía. También, cabe destacar que México es uno de los únicos dos países en vías de desarrollo que tiene una ley sobre cambio climático firmada el pasado 5 de junio del 2012. Sin embargo, es imperativo ampliar estas iniciativas para promover una mayor participación de las energías renovables en la matriz energética del país y la mejora necesaria de eficiencia energética.

Por más información sobre todo lo que tiene que ver con energía en el contexto de economía verde, les invitamos a participar en nuestra iniciativa Cumbre Negocios Verdes, el próximo 19,20 y 21 de septiembre, donde podrán escuchar conferencias sobre temas como tecnologías para la eficiencia energética, reformas energéticas, energías renovables etc.

Referencia:

Giannini Pereira, M., Farias Camacho, C., Vasconcelos Freitas, M.A., & Fidelis da Silva, N. (2011). The renewable energy market in Brazil: Current status and potential. Renewable and Sustainable Energy Reviews, 16, 3786-3802.

Rio +20, acuerdos para el Desarrollo Sustentable

Hace 20 años, se llevó a cabo la Cumbre de la Tierra  en Río de Janeiro, donde 172 gobiernos y dos mil 400 representantes de Organizaciones No Gubernamentales participaron en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y Desarrollo. En esta cumbre, los jefes de estado adoptaron la Agenda 21, un acuerdo donde los gobiernos del mundo se comprometieron en impulsar el desarrollo sostenible de las naciones.

Este tipo de desarrollo plantea un crecimiento económico que puede eliminar la pobreza, al hacer uso eficiente de los recursos naturales y satisfaciendo las necesidades actuales de la humanidad sin comprometer las de las generaciones futuras. De manera que para lograrlo, los gobiernos reconocieron la necesidad de redirigir sus planes y políticas para asegurar que todas las decisiones económicas tomaran en cuenta los impactos ambientales.

Ahora, en el 2012 se organiza la Conferencia de Naciones Unidas sobre Desarrollo Sustentable también conocida como Rio +20, celebrándose en la semana del 20 al 22 de junio, en el mismo lugar que hace 20 años: Río de Janeiro, Brasil. Esta conferencia, estará concentrada en dos ejes temáticos, Economía Verde y una Infraestructura Institucional para garantizar el Desarrollo Sostenible de las naciones, al mismo tiempo que se tratarán siete problemáticas con prioridad a resolver: Trabajo Decente, Energía, Ciudades Sostenibles, Alimentos y Agricultura Sustentable, Agua, Océanos y Desastres Naturales, siendo considerado por las Naciones Unidas como el mayor acontecimiento en su historia, para promover una mejora en la calidad de vida de los ya 7 mil millones de habitantes de este planeta.

Sin embargo, diversos medios de comunicación informaron que hasta el pasado fin de semana, previo a la celebración del evento, los delegados de los países aún discutían la declaración final de Rio +20 sin lograr consenso en muchos puntos que deberán ser acordados para que los Jefes de Estado y de Gobierno lo firmaran; dicho acuerdo fue logrado finalmente, horas antes de dar inicio a dicha cumbre el pasado martes.

De acuerdo a diversos medios de comunicación, el documento ha sido criticado por dejar afuera la propuesta de crear un fondo de recursos para el desarrollo sustentable, transferencia de tecnología limpia a los países emergentes y en vías de desarrollo, los Objetivos del Desarrollo Sustentable y el momento adecuado para que estos sustituyan a los Objetivos de Desarrollo del Milenio,  e incluso con respecto al concepto de “economía verde”, el documento deja abierta esta definición reconociendo que existen diferentes abordajes, visiones, modelos y herramientas disponibles para cada país, según sus circunstancias y prioridades nacionales.

Del mismo modo, existen críticas al documento Rio +20 por parte de gobiernos e investigadores, como es el caso de Argentina que afirma que este documento no reflejará su posición como país en vías de desarrollo. Entre algunas de sus objeciones son el hecho de que los países centrales no asumen su responsabilidad primaria en los impactos ambientales que ha sufrido el planeta. En entrevista para el portal Rio +20, el gobierno argentino declaró que los países desarrollados plantean que los costos de la crisis ambiental los tienen que asumir todos por igual, cuando ellos son los principales causantes de esta crisis.

De igual manera, Edgardo Lander, profesor titular de Ciencias Sociales de la Universidad Central de Venezuela e investigador de Transnational Institute, realizó una crítica sobre la temática de Economía Verde que se abordará en esta Conferencia en su documento: “La Economía Verde, el lobo se viste con piel de cordero”, ya que es planteada como  la solución al estancamiento económico que sufrimos en la actualidad al crear nuevas y rentables áreas de inversión que harían posible al capital global salir de su crisis actual y aumentar sus tasas de ganancia, de manera que no se altere la estructura global del poder en el sistema capitalista.

Por otro lado, esta cumbre también reúne a diferentes stakeholders, quienes tienen altas expectativas con respecto al evento en el sentido de que líderes de ONG´s, ambientalistas y el sector privado pueden intercambiar ideas que les permitan llegar a acuerdos más tangibles a los que pudieran lograr los Jefes de Estado, de tal manera que los empresarios puedan empezar a incluir principios más definidos de sustentabilidad en sus prácticas empresariales.

Como conclusión, podemos observar que existen posturas variadas con respecto a esta reunión; sin embargo, sólo nos queda esperar a que concluya la cumbre y esperar que se logren delinear los acuerdos necesarios que logren satisfacer a la mayor parte de los actores involucrados, al mismo tiempo que procuramos la sustentabilidad del medio ambiente, permitiendo así que todos los seres vivos y sus generaciones futuras puedan cohabitar en el planeta.

Reciclando la política

Por: Daniel López Velarde

Como cada seis años, en México los partidos políticos se basan en campañas electorales para hacer propaganda de sus candidatos y sus respectivas propuestas, de manera tal que los mexicanos a la hora de acudir a las urnas el próximo 1ero de julio, decidamos sobre el rumbo que tomará nuestro país en el próximo sexenio. Sin embargo, existe otro lado de estas campañas electorales que pocos ven y que tiene un gran impacto ambiental; me refiero a la generación de basura, en específico del papel y plástico.

Al respecto, el presidente de la Asociación Nacional de Industrias del Plástico (ANIPAC), Eduardo Martínez, declaró en entrevista para El Universal, que el proceso electoral el 2012 utilizará aproximadamente dos mil 500 toneladas plástico en las campañas electorales, mientras que para la elaboración de 550 mil urnas transparentes de plástico y canceles requerirán de 300 toneladas de plástico.

El mayor problema que esto representa es que los partidos políticos no tienen el cuidado de recolectar el 100% de sus pendones y mantas, por lo que no toda la propaganda electoral se recicla. En este aspecto, el presidente de la ANIPAC señala la importancia de la responsabilidad social que deben asumir los partidos políticos para retirar y darles el procesamiento adecuado a sus materiales publicitarios.

El objetivo de la responsabilidad social, como lo señala la ISO 26000, es contribuir al desarrollo sustentable, ya que este tipo de prácticas se ha vuelto crucial para mejorar el rendimiento de una organización en relación con el medio ambiente, al mismo tiempo que ayuda a mejorar la perspectiva que tienen los stakeholders sobre la organización.

De esta manera, como lo estable la norma, es necesario que las empresas adopten la voluntad de incorporar consideraciones sociales y ambientales en sus decisiones y de rendir cuentas por los impactos de sus actividades, sólo así se puede lograr la sustentabilidad en el proceso de reciclaje.

Con respeto al reciclaje del PET, la revista Manufactura señala que en México se fabrican  800,000 millones de toneladas de este material al año, de las cuales se reciclan alrededor de 55,000 toneladas anualmente. La planta “Industria Mexicana de Reciclaje” (IMER) es una de las cuatro plantas procesadoras de PET en nuestro país y se encuentra ubicada en el valle de Toluca; según datos de la ANIPAC, en ella se recicla casi el 40% de las 55 mil toneladas de PET.

La IMER fue la primera planta de reciclado de PET con grado alimenticio en México, y nace del compromiso adquirido para proteger el medio ambiente y promover el reciclaje, por parte de Coca-Cola de México, FEMSA y la empresa Alpla, dedicada a fabricación de plástico. En esta planta  el 43% de la energía eléctrica proviene de procesos eólicos y la tecnología utilizada en su proceso de reciclaje  permite convertir nuevamente el plástico en empaques para alimentos y bebidas, permitiendo así la disminución de residuos sólidos generados.

Por este y otro tipo de compromisos ambientales, Coca-Cola ha demostrado ser una empresa socialmente responsable y ha sido galardonada con diversos reconocimientos por sus iniciativas para disminuir los impactos generados por sus operaciones. De esta forma, Coca-Cola sirve como ejemplo para el resto de organizaciones mexicanas y latinoamericanas sobre la importancia y la viabilidad del reciclaje, no sólo por la disminución en los impactos ambientales atribuidos a este proceso, sino por los beneficios económicos que se pueden generar al implementar este tipo de prácticas en sus operaciones.

Analiza el Tecnológico de Monterrey las propuestas presidenciales sobre medio ambiente y sostenibilidad.

Las propuestas de los candidatos a la presidencia, en general son insuficientes para las necesidades del país. 

El Instituto Global para la Sostenibilidad (IGS) del Tecnológico de Monterrey Campus Ciudad de México realizó el día miércoles 09 de mayo de 2012 la conferencia de prensa “Análisis de las propuestas electorales sobre economía verde, desarrollo sostenible y medio ambiente”  encabezada por la Dra. Isabel Studer, directora del IGS y autora del estudio.

El Banco Mundial,  la OCDE y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) coinciden en que es urgente generar un modelo de desarrollo económico amigable con el medio ambiente, que además de enfrentar las diferentes crisis ambientales (climática, alimentaria, escasez de recursos, etc.) logre asegurar el bienestar de las futuras generaciones.

Al abordar el tema de las propuestas la Dra. Isabel Studer aseguró que el candidato Gabriel Quadri, del Partido Nueva Alianza (PANAL) es el único con una visión verdaderamente integral de la necesidad de transición hacia una economía sostenible y que además de contar con propuestas, tiene una metodología para alcanzar metas; como es el caso de la desaparición de los subsidios a combustibles fósiles para ampliar la base fiscal y así impulsar la educación y el uso de energías renovables.

En la conferencia se recalcó que diferentes países como Brasil, Corea del Sur, China e India han logrado avanzar en el desarrollo de políticas sostenibles. México se encuentra rezagado en esa cuestión y salvo las propuestas de Gabriel Quadri, los demás candidatos no tienen planes suficientes para cumplir un reto tan grande.

En el caso de Josefina Vázquez Mota, del Partido Acción Nacional (PAN), las propuestas son meras políticas de continuidad cuyos beneficios no son suficientes para alcanzar el equilibrio que el país necesita, en particular por carecer de una visión integral sobre el desarrollo sostenible. A pesar de esto, tiene elementos muy rescatables como la creciente sustitución de producción de energía eléctrica basada en fuentes fósiles por fuentes renovables y la continuación de Reforma energética para la seguridad energética.

Al profundizar en las posibles acciones que Andrés Manuel López Obrador, del Partido de la Revolución Democrática (PRD) llevaría a cabo, el panorama fue contradictorio y poco alentador para el país. El candidato desea restructurar y fortalecer la economía basada en el petróleo, además de ampliar la fronteras agrícolas, lo cual se contrapone a las tendencias mundiales de protección de los bosques evitando la expansión de la frontera agrícola y haciéndola más productiva y sostenible y dista mucho de generar una economía sostenible para el futuro de los mexicanos. Por este motivo, además de proponer reducir los precios de los combustibles fósiles (lo cual incrementaría su consumo y aumentaría las emisiones de Gases de Efecto Invernadero) el candidato fue reprobado en una escala evaluatoria del 1 al 10 con 5.

Respecto al candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI)Enrique Peña Nieto, la evaluación también fue reprobatoria. Si sus propuestas no se contraponen a la generación de una economía verde, son refritos de las ya existentes, sin bases sólidas que justifiquen cómo se realizarán y vagas en su ejecución, lo cual se refleja, por ejemplo, en su promesa de “revisar” facultades e impulsar la coordinación entre todos los actores que intervienen en la generación, promoción, financiamiento y desarrollo de fuentes renovables de energía.

Es necesario considerar que para alcanzar el óptimo desarrollo del país, esto se debe hacer de una manera sostenible para no comprometer los recursos futuros y evitar un decrecimiento en la calidad de vida de las próximas generaciones. Esto sería congruente con las recomendaciones que organismos internacionales como la OCED, el Banco Mundial y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente recomiendan y con las acciones que países que compiten directamente con México ya están tomando respecto del fomento de las energías renovables y otras industrias ambientales y que se han traducido en inversiones sustanciales.

Con este análisis y la comparación textual de las propuestas de campaña en energía, agua, biodiversidad, ciudades, agricultura, gestión de los residuos y turismo, el Instituto Global para la Sostenibilidad busca difundir información útil para que los ciudadanos ejerzan un voto informado. Con ello, el IGS contribuye a refrendar la misión del Tecnológico de Monterrey Campus Ciudad de México de formar personas íntegras, éticas, con una visión humanística y, competitiva internacionalmente en su campo profesional, que al mismo tiempo sean ciudadanos comprometidos con el desarrollo económico, político, social y cultural de su comunidad y con el uso sostenible de los recursos naturales.

Para conocer el estudio completo (Análisis de las propuestas de campaña de los candidatos a la presidencia sobre Desarrollo Sostenible, Economía Verde y Medio Ambiente) y el análisis comparativo (Análisis comparativo de las plataformas electorales en materia de Medio Ambiente, Economía Verde y Desarrollo Sostenible), se puede consultar la siguiente liga: http://www.igs.org.mx/analisis_plataformas