Nestlé México: estrategias de sostenibilidad

Por Laura G. Leija Torres, ITESM CCM

Grupo Nestlé México se autodefine como la empresa líder en nutrición, salud y bienestar de operaciones internacionales. Su giro de actividad radica en el sector de alimentos y bebidas (desde refrigerados hasta cereales). Como dato, el monto de inversión del grupo de investigación Nestlé en 2007 fue de 1.9 billones de dólares. En México, actualmente cuenta con 14 fábricas y 16 centros de distribución, generando cerca de 6,500 empleos directos y aproximadamente más de 7,400 empleos indirectos.

Entre las estrategias ambientales que Nestlé México desarrolla se encuentran: el ahorro económico en todos sus procesos de producción; reducción del consumo del agua; uso eficiente de energía térmica y eléctrica, aprovechamiento de residuos y subproductos; rutas de mercado que les permiten ahorrar combustible; modernización de equipos; innovación en procesos de fabricación y ensamble; además de acciones para lograr la disminución de emisiones y descargas de contaminantes. Así, la empresa adopta una visión global del proceso de la Cadena de Valor[1], sin dejar de lado el ciclo de vida de los productos involucrados. Nestlé México también se ocupa de cerrar el ciclo: tanto de hacer más eficiente su producción (traducido en ahorros), como de asegurarse que no se generen contaminantes ni residuos derivados de sus actividades.

La cualidad específica que hace que Grupo Nestlé México sea reconocida como una empresa líder en el Programa de Liderazgo Ambiental para la Competitividad (por parte de la PROFEPA) o la primera empresa latinoamericana acreedora de una certificación LEED Platino (Leadership in Energy and Environmental Design) es su forma de ejercer la responsabilidad social corporativa de manera completamente distinta a la filantropía tradicional. Para tal efecto, Nestlé generó la filosofía de Creación de Valor Compartido, aprovechando así la capacidad natural de aportar beneficios a la sociedad y al entorno de forma sostenible, generando al mismo tiempo ventajas competitivas para su negocio. Esto último nos habla de una visión integradora y la insistencia en conjuntar las esferas social, ambiental y económica. Así, cada decisión está orientada hacia un desarrollo equilibrado y sostenible.

La estrategia CVC puede subdividirse en tres sectores: desarrollo rural, medio ambiente y agua, nutrición. En el caso de desarrollo rural, se han implementado diversos programas de transferencia de tecnología, asistencia técnica, financiamiento y comercialización directa. Estas iniciativas tienen un impacto directo en los ingresos y en la sustentabilidad de negocio de los productores primarios. Por ejemplo, desde 1995 se han creado proyectos de desarrollo de plantaciones de café y/o huertos familiares en zonas de producción cafetalera. El apoyo donado a micro empresas o productores primarios es una estrategia que fomenta el empleo y, a su vez, fortalece la economía de la empresa al tiempo que fomenta el mantener una tasa de retorno constante en función del ambiente.

En cuanto al uso sostenible de los recursos naturales, Nestlé creó el método NEMS (Sistema Nestlé de Gestión Ambiental por sus siglas en inglés), el cual permite controlar en tiempo real el desempeño ambiental dentro de sus instalaciones y las de sus proveedores. Además, Nestlé enlista entre sus resoluciones plantas de tratamiento de agua en todas sus fábricas: 46% de reducción en utilización del recurso hídrico en los últimos ocho años y derivados de esto; 37% de reducción en consumo energético; y 73% de reutilización de residuos.

Sobra mencionar el grado de competencia en que se encuentra Nestlé en cuanto a prácticas sostenibles que traspasan las fronteras de sus fábricas para llegar a la gente. Como gigante en la industria de alimentos, y el subsecuente rol que ocupa en la economía del país, utiliza sus recursos para invertir en rendimiento sostenible.

En conclusión, la filosofía de Grupo Nestlé México permite que sus gastos en tecnologías, capacitación, apoyo, innovación y aprovechamiento representen en realidad un ejemplo de inversión a largo plazo enfocado a una economía verde integradora.

Nestlé es patrocinador de la Cumbre de Negocios Verdes, iniciativa del Tecnológico de Monterrey y del Instituto Global para la Sostenibilidad (IGS) que promueve una cultura emprendedora sostenible. Te invitamos a asistir este 19, 20 y 21 de Septiembre del 2012 en el Tecnológico de Monterrey, Campus Ciudad de México. Conoce más de ésta y otras empresas que promueven una Economía Verde. La inscripción es gratuita, regístrate en:

http://negociosverdes.org.mx/es/component/content/article/100

Bibliografía

Apanaco, E., Cerezo, C. (2011). La sustentabilidad en Nestlé. [Web]. Del sitio Expoknews: http://www.expoknews.com/2011/02/16/la-sustentabilidad-en-nestle/

Del Valle, M., Solleiro, J. (2003). Estrategias competitivas de la industria alimentaria. (1ra Ed.). Del sitio: http://books.google.com.mx/books?

Grupo Nestlé México. (2012).¿Qué es CVC? [Web]. Del sitio official de Nestlé México:http://www.nestle.com.mx/csv/Pages/csv.aspx


[1] El conjunto de pasos que se requieren para satisfacer alguna necesidad del consumidor, éste término es mayormente usado en la industria de la alimentación.

Siemens: líder en materia de tecnología y sustentabilidad

Por David Luna Espinosa, Ingeniería en Desarrollo Sustentable

Siemens es una empresa líder en el mercado mundial de la tecnología, estando presente en más de 190 países alrededor del mundo. Siemens se ha enfocado en crear un portafolio de actividades en favor del medio ambiente, lo cual se refleja en sus esfuerzos en materia de transmisión y distribución de energía, eficiencia energética, energías renovables, agua, salud, entre otras áreas de gran impacto ambiental.

Sin lugar a dudas, una de las principales virtudes de Siemens es haber adaptado sus operaciones a su Portafolio Ambiental. Como prueba, en 2011 las actividades exclusivas de este portafolio generaron el 41% de sus ganancias totales, al tiempo que aseguraron que sus clientes tuvieran una reducción de emisiones de 317 millones de toneladas métricas de dióxido de carbono (lo que equivaldría al 1% de las emisiones mundiales por consumo de energía).

Al ser una empresa dedicada al desarrollo tecnológico, Siemens tiene una gran área de oportunidad para realizar acciones que favorezcan un desarrollo sustentable. Como ejemplo, está su iniciativa “The Crystal”, un complejo modelo de una ciudad sustentable establecido en el este de Londres, que abrirá sus puertas en septiembre del presente año y que será un hito en el concepto de urbanización sustentable. “The Crystal” será una combinación entre innovación arquitectónica y sustentable, donde se plasmarán muchos de los esfuerzos actuales de la empresa para reducir su huella de carbono. “The Crystal” exhibirá en sus instalaciones los últimos avances en materia de agua, transporte, diseño urbano, energía, construcciones sustentables, etc. También contará con las certificaciones BREEAM y LEED, que lo acreditarán como una construcción verde.

En cuanto a energías renovables, Siemens cuenta con más de 9 mil turbinas eólicas en tierra firme, además de 500 en mar abierto y numerosas plantas de generación eléctrica que funcionan a partir de la biomasa. En la generación de energía a partir del aprovechamiento solar, Siemens es líder en innovación, utilizando el aprovechamiento directo de la energía solar con sistemas CSP (Concentrated Solar Power) como con celdas fotovoltaicas. Sin embargo, el mayor logro de Siemens en la generación energética por aprovechamiento solar se encuentra en sus inversores fotovoltaicos, que transforman la corriente directa obtenida de las celdas fotovoltaicas a corriente alterna para su aprovechamiento tanto doméstico como industrial. Cuentan con un portafolio entero de inversores denominados “SINVERT PV”, que garantizan máximo aprovechamiento de la energía recolectada, alcanzando niveles de hasta 98% de eficiencia. Si bien es cierto que los combustibles fósiles siguen dominando la generación energética en el mundo, pocas empresas además de Siemens se han preocupado tanto por garantizar máxima eficiencia en el uso de los recursos y en buscar una reducción importante en la huella de carbono.

Siemens se ha esforzado por instalar tecnología de punta en sus plantas termoeléctricas, con lo que ha conseguido una eficiencia de generación de 47% hasta el momento. Esta cifrase espera alcance el 50% para el año 2020. Por medio de la tecnología “POSTCAP” (que captura las emisiones de dióxido de carbono justo al momento de generarlas), Siemens se posiciona como líder en procesos de reducción de emisiones. Además, SIEMENS implementa tecnología de ciclos combinados en las plantas termoeléctricas para que sus turbinas generen electricidad a partir de vapor y gas, duplicando la energía generada por una planta de ciclo simple.

Como se puede ver, Siemens es una empresa no solamente líder en el desarrollo tecnológico, sino también en la innovación de procesos y conceptos que aseguran un patrón de sustentabilidad con el fin de garantizar el menor impacto posible en el presente y la disponibilidad de recursos en el futuro. Siemens es una empresa que ha sabido adaptarse a las necesidades del presente manteniendo una base de modelo de negocios verdes. Esto lo ha hecho buscando áreas de oportunidad rentables, asegurando eficiencia y bajo impacto ambiental en sus actividades industriales como parte de su política de responsabilidad ambiental.

Siemens es patrocinador de la Cumbre de Negocios Verdes, iniciativa del Tecnológico de Monterrey y del Instituto Global para la Sostenibilidad (IGS) que promueve una cultura emprendedora sostenible. Te invitamos a asistir este 19, 20 y 21 de Septiembre del 2012 en el Tecnológico de Monterrey, Campus Ciudad de México. Conoce más de ésta y otras empresas que promueven una Economía Verde. La inscripción es gratuita, regístrate en:

http://negociosverdes.org.mx/es/component/content/article/100